jueves, 6 de septiembre de 2007

ES MI PADRE, MI VIEJO





Hoy que le miro tan apagado y triste,
le tomo las manos y aliento le doy,
le digo que es mi viejo, mi niño
y beso su frente con dolor y amor.
Unas làgrimas anoche de sus ojos brotaron,
le tomè en mis brazos, le dije te amo
porque solamente me has dado cariño
¡ padre mìo - le dije - dame tu bendiciòn !
Es mi padre quien en su lecho dormido
en ese sopor que nunca termina,
me llena de angustia, temor y dolor
y sòlo le pido le ilumine el creador.
¡ No desfallezcan madre y hermanos !
que Dios es bondad y escucha los ruegos,
es mi padre un hombre bondadoso y bueno
que siento mucho miedo de poder perderlo.
Lleva en sus ojos calidez y ternura,
de sus labios sòlo bendiciones brotan,
hoy que la vida nos lo quiere arrebatar
pido a Dios nos abrace con infinita bondad.
¡ Y tengo miedo, miedo del destino incierto !
Miedo de no volver a mirarme en sus ojos,
ese miedo que oprime, lascera y lastima
de no volver a sentir de sus labios el beso.
Es el egoismo que en nosotros existe
de no querer dejarle de nuestro lado partir,
pero està cansado de luchar contra la vida
y por momentos no siente deseos de vivir.
¡ Es mi padre lo que màs amo en la vida
y tengo mucho miedo de contemplar su partida !

No hay comentarios:

" LA DISTANCIA ES COMO EL VIENTO, PORQUE AGIGANTA LOS GRANDES AMORES "