miércoles, 19 de marzo de 2014

DE CONCHA Y TERCIOPELO



Y me vestí con perlas del mar
y conchas de terciopelo…
y sumergida en el abismo
de ese mar inquieto fui fugaz,
nítida luz que embriagante
me hizo suya en un suspirar…
eterno… volátil y suave,
como los níveos rayos de luna,
como la pálida ilusión del ayer,
como transparente corazón
que me hace recordar tu faz,
tu luz… tu beso y tu amor…
Y me vestí de espuma de mar
con caracolas inquietas
que musitaban tu nombre,
en un susurro… en un instante
diciendo… te quiero… te quiero…

Y me vestí de ola de mar
y fui totalmente… tuya.
Publicar un comentario

" LA DISTANCIA ES COMO EL VIENTO, PORQUE AGIGANTA LOS GRANDES AMORES "