miércoles, 11 de febrero de 2009

A VECES... SOLO A VECES (RECITADO)




Hay veces que me pierdo en la triste ausencia
ya no escribo, solo callo y añoro tu presencia,
vago por el mundo, en busca de ese consuelo
de unas alas hermosas que me eleven al cielo.


Y quiero ser etérea, como los rayos de la luna
y navegar en los suaves poros de tu dulce piel,
besarte ¡ Sentirte ! Perderme en suave bruma
¡ Sentir en mi piel, del mar la blanca espuma !


A veces... sólo a veces, llega a mí ese anhelo
de traspasar las nubes, como en suave vuelo
contemplar el mundo, desde aquélla estrella,
leer poemas, callar y desde ahí ¡ En tí soñar !


¡ Y se me va la inspiración ! No vivo ni sueño
el mundo entero se me antoja solitario y frío,
es como si me hundiera en ese caudaloso río
¡ Pero emerjo, renazco y me nutre un verso !


Saturan mis poros de irónica fuente de amor,
se me nublan los ojos al contemplar lo vivido
callada, taciturna, a veces, desde ahí yo miro
este mundo loco que siento, no tiene sentido.


Versos tristes, soledades amargas, sinsabores
uno que otro sentir de aquéllos viejos albores
donde sonreía abrazada a hermosas ilusiones
¡ Me envuelve el amor al escuchar canciones !


A veces... sólo a veces, me siento afortunada
de poder escribir un verso, en la madrugada,
regreso a la vida, de este espacio cibernético
¡ Donde el mundo camina, a paso frenético !


Lees soledad, amores y también desconsuelos,
algunos se forjan ideales, su vida, entre velos,
yo busco el sendero que aunque tenga espinas
me lleve a ese mundo ¡ Donde el dolor termina !



¡ A veces... en la madrugada se extraña la felicidad,
el sueño, el anhelo, un verso y un amor de verdad !


Publicar un comentario

" LA DISTANCIA ES COMO EL VIENTO, PORQUE AGIGANTA LOS GRANDES AMORES "