miércoles, 15 de diciembre de 2010

UNA PLEGARIA DE AMOR



Y se acerca la navidad y tu carita contemplo
con ese sentimiento, que obnuvila mi sentido
y ojalá pudiera decir a todos que eres mío
¡ Para poder cobijarte y quitar de tí el frío !



Y mira que a Santa Claus una carta le has dejado,
escrito con garabatos en un papel sucio y mojado,
le pides con dulce afán que un juguete te regale
y aunque eres pobre, que sueñes también se vale.



¡ Ay ! Que mi corazón con ello se ha enternecido
¡ Quieres un celular ! Y yo ¿ Para qué ? Te digo,
me sonries dulcemente, me dices con tal ternura
para hablarle a mi mamita ! Dios la inocencia pura !



Y Santa Claus esa carta en su taller la ha mirado,
con los ojos llenos de llanto, su carita ha imaginado,
piensa y re-piensa en lo que a ella puede regalar
algo que le haga feliz y su sonrisa pueda volcar.



Y ha llegado nochebuena y con ello la dulce navidad
los niños con sus juguetes se miran con felicidad
y en la casita aquélla, donde habita la niña tierna
espera entre suspiros con su tristeza siempre eterna.



¡ Qué triste luce mi niña, entre trapos y con frío !
Sólo anhela un amor y como quisiera darle el mío,
pero el buen Jesús con su siempre infinito amor
le ha dado un bello regalo, para llenarla de calor.



¡ A su madre le ha traido, desde tierras lejanas
y desde entonce le acuna con amor en sus mañanas !



Imagen
Publicar un comentario

" LA DISTANCIA ES COMO EL VIENTO, PORQUE AGIGANTA LOS GRANDES AMORES "