viernes, 11 de noviembre de 2011

UNA CASITA JUNTO AL MAR




Esta tarde, caminando a la orilla del mar,
llegaron a mí los recuerdos, dulces y bellos
tatuando todo mi ser como suaves destellos
¡ De aquéllos momentos cuando te solía amar !


Recordaba con tristeza cuando me decías
que si llegaba a ti nuestro amor sería inmenso,
como el arrullo de las olas sería intenso
¡ Y que una casita junto al mar construirías !


¡ Qué hermoso hubiera sido junto a ti contemplar
el suave y dorado ocaso, perdida en tus brazos
y sentir la calidez de tus dulces abrazos,
¡ Una gama de emociones, un tierno soñar !


Se deslizan con premura entre mis pies las olas,
la calidez del sol y descalza por la arena
camino pensativa, mi alma de sueños llena
¡ Y el eco de tu voz perdido en las caracolas !


Las gaviotas volando, la brisa en suave calma
dejan en mi corazón vestigios de pasión,
sobre el mar la blanca espuma ¡ Dulce sensación !
Que llena de nostalgia y de amor toda mi alma.


Pensando en tántas cosas, así las horas paso,
contemplo el vaivén de las olas, la fresca brisa
cierro los ojos, recuerdo tu tierna sonrisa
¡ E imaginando el amor contigo en mi regazo !


¿ Imaginas qué bello sería el panorama
con la luz del ocaso anhelando tu llegada ?
Esperando tu regreso, así enamorada
¡ Una tarde hermosa y una mujer que aún te ama !


¡ Tú me dijiste que si a tu lado llegaba,
tu amor y una casita junto al mar me esperaba !
Publicar un comentario

" LA DISTANCIA ES COMO EL VIENTO, PORQUE AGIGANTA LOS GRANDES AMORES "