domingo, 18 de enero de 2009

DUERME AMOR MÍO




Es noche amor mío y te imagino dormido tiernamente
y quisiera arroparte y darte un beso dulce en tu frente,
abrazarte la nostalgia y despertarte en tu madrugada,
¡ Para decirte con suavidad que me tienes enamorada !


¿ Estarás soñando conmigo ? ¿ O en este amor distante ?
¿ O quizás llegará a tí, éste, mi eterno aroma incitante ?
Serán tus noches como las mías esperando el amanecer,
para volver a amarnos y de caricias y ansias enloquecer.


E imagino tu tierno cuerpo, plácido, en el lecho dormido
mientras yo aquí sueño, que aún en la distancia te miro,
navegando los confines de tu alma, en cuánto yo te amo
y que por tenerte a mi lado, con triste melancolía clamo.


¡ Duerme tranquilo, vida mía ! Cada noche velo tu sueño,
pues eres el amor que yo pedía, de mi sentir, eres dueño,
de mis besos y ternura, de este corazón que se embelesa
¡ Cuando a través de la distancia tu dulce boca a mí besa !


¡ Y cuánto diera por, en las noches contemplarte dormido !
Recostar mi rostro en tu pecho, de amor tenerte perdido,
que te despierten mis dulces besos en medio de la noche
para, con este amor ¡ De tu piel y mi piel hacer derroche !


¿ Ves mi amor, que para amarnos no importa la cercanía ?
Si sabes cuánto te amo, si sabes que es tuya el ansia mía
de navegar despacio la geografía de tu tierna piel amada
¡ Porque es tanto el amor sentido, me tienes ilusionada !



¡ Aún estando dormido, mi amor en sueños te va llegando,
para decirte quedito, con suavidad cuánto te voy amando !


Publicar un comentario

" LA DISTANCIA ES COMO EL VIENTO, PORQUE AGIGANTA LOS GRANDES AMORES "