sábado, 31 de marzo de 2007

¡ USTED SEÑOR !



Usted Señor, permítame invitarle
esta tarde conmigo quise soñarle,
pues mi piel no deja de extrañarle
y mis labios sólo ansían besarle...
¡ Hey ! Usted, Señor que me domina
mis noches sin sus besos no me inspiran,
béseme, la noche todavía no termina
que mi piel por sus caricias hoy suspiran...
Permítame un momento de su tiempo,
hoy quiero decirle al oído lo que siento,
no quiero ser para Usted un pasatiempo,
pues solo anhelo perderme en su aliento.
¿Sabe Usted que en las noches le sueño,
abrazándome a la almohada anhelante?
¿Sabe Usted que en mis dulces fantasías
es por siempre en mi vida mi dueño?
Baile conmigo al compás de las olas,
adentrémonos en nuestro mar hermoso,
que nos envolverá como a las caracolas
haciendo nuestro amor bello y glorioso.
Le recitaré al oido mis más dulces versos,
mientras las gaviotas susurran con ansias
le diré que mi amor es como éste universo
inmenso y tan bello que acorta distancias.
¡¡ Usted Señor me ha llenado de dulces fragancias
porque entre los dos no existen las crueles distancias !!
Publicar un comentario

" LA DISTANCIA ES COMO EL VIENTO, PORQUE AGIGANTA LOS GRANDES AMORES "