jueves, 5 de abril de 2007

¡ BASTA YA !




Más que un poema es una prosa de sentimientos perdidos, de rencores que van taladrando mi alma y me envuelven en infinitos silencios donde solo anhelo perderme en el olvido, te haces presente en los momentos oportunos y lo sabes, porque conoces mi sentir, mis pensamientos, mi melancolía y cuando parece que renazco entre brumas de locura, de dolor, cuando cambia la oruga para convertirse en mariposa de amor llegas y penetras mi alma con las palabras precisas....
Sí, esas palabras que sabes dañan mi alma y la carcomen hasta dejarla débil de sensaciones dulces, solo melancolía, porque pertenezco a esa clase extinta de seres que se pierden al contacto de la más míniña palabra que me señala ante la gente, surges altivo, elocuente, lleno de palabras faltas de confianza y sabes que me daña, me lascera, me destruye lentamente...
Se ha quedado tu lecho vacío de mí, de mi amor, de mi ternura, solo he dejado la flor cautiva que un día fue tuya, te amó, te entregó el más puro y noble sentimiento falto de cordura, amé tu voz, tus caricias, tus anhelos, esperanzas y fantasías y mis noches y mis días se entregaban a ese amor extinto que hoy bajo la lluvia pertinaz que cae se hace latente el dolor. Y me pregunto ¿ Hasta cuando ? Y no encuentro esa respuesta que mitigue mi sentir, mi desesperación por entenderte. Hablemos del ayer, no renuncies a dejar envuelta tu soledad en palabras vanas que dañan, que destruyen lo que un día fue bello, no destruyas ese destello en mi mirada cuando te miro venir, porque aún hay rescoldos de ese amor, aún existe, está en mi aunque te niegues a reconocerlo y te envuelvas en mentiras. Hoy, con mis sentimientos limpios, con las palabras que escribo, con todo lo que soy y me has conocido te digo,,
¡ basta ya !
Déjame continuar en el sendero que me he trazado este día, déjame ser quien soy, con amor en el corazón para entregar a quien me brinde constancia, cariño y felicidad. ¡ Basta ya !, de jugar conmigo a escondidas y recrearte cada día en estos versos que cuando hablan de tí estás callado y cuando mis letras desconocen tu nombre emerges raudo y veloz para dejar constancia de que existes y te marchaste un día sin saber cuanto lloré a escondidas este dolor callado que me dejó tu partida, sabiendo que no estás más a mi lado.
¡ BASTA YA... !
Publicar un comentario

" LA DISTANCIA ES COMO EL VIENTO, PORQUE AGIGANTA LOS GRANDES AMORES "