jueves, 5 de abril de 2007

A VECES





A veces uno fija la mirada
sin importar còmo ni en quièn,
le ama, se entrega, vive ilusionada
sin pensar que el ser no le quiere bien.
Y se confunde la sonrisa que divisa
e imagina la fragancia de su piel,
le besa, se entrega sin pensar en los agravios
y todas sus caricias le saben siempre a miel.
Y va creando ilusiones en su ser
hasta desear en sus brazos fenecer,
y ¡ què ironìa ! èl tiene su mundo compartido,
lo que no sabe es que todo lo ha perdido.
Es como abrazar el cactus de un desierto
que te espina y no mitiga tu sed,
es como buscar estrellas en el cielo
cuando la tormenta inunda tu ser.
Y vivirà cien vidas de flor en flor,
mas en ninguna encontrarà el calor,
pues no abrirà sus pètalos ante el mundo
y esconderà esa flor en lo màs profundo.
Asì son los amores imaginarios èsos,
que en la mente se crea uno a diario,
es como construir castillos en las nubes
y tenerlo rodeado de querubes.
¡ Yo disfruto el amor que està a mi lado,
sin importarme lo ocurrido en el pasado !
Publicar un comentario

" LA DISTANCIA ES COMO EL VIENTO, PORQUE AGIGANTA LOS GRANDES AMORES "