jueves, 6 de septiembre de 2007

TU Y MI SOLEDAD




En un ambiente de mìstica alegrìa
dejè que florecieran estas ansias mìas
de pernoctar bajo la luz de las estrellas
sobre esta arena tibia, con cada una de ellas.
¡ Què hermoso es sentir la suave brisa
deslizarse por mi piel, suave, sin prisa !
Tener la dulce sensaciòn de haber amado
bajo el manto tisù, como he imaginado.
Me pierdo en el fulgor de tus negros ojos,
al contemplarme, me llenas de sonrojos,
no distingues entre lo dulce y bello
tan solo imaginar su alma con ese destello.
Miro el mar, el cielo tan lleno de tormenta
las gaviotas gritando, tu voz susurrante
¡ Es maravilloso contemplar las olas
y escuchar tu voz en alguna caracola !
Esta tarde, contemplando el inmenso mar
llegaron a mì esos deseos de a tì amar,
de entregarme con ìmpetu y razòn
y regalar de nuevo mi tonto corazòn.
Mitiga mis ansias, entrègame tu ser
y mientras observamos la lluvia caer
imagina que estamos de amor embriagados
¡ Ensèñame de nuevo a tì poder amar !
Tan solo me gusta contemplar tu mirada,
saberme de nuevo mariposa enamorada
cobijarte con mis alas y llenarte de aliento
¡ por eso en estos versos digo lo que siento !
¡ Esta soledad que me ha dado tu ausencia
solo se mitiga al tener tu tierna presencia !
Publicar un comentario

" LA DISTANCIA ES COMO EL VIENTO, PORQUE AGIGANTA LOS GRANDES AMORES "