viernes, 28 de septiembre de 2007

A VECES




A veces me pierdo en la triste ausencia
no escribo, callo y añoro tu presencia,
vago por el mundo buscando el consuelo
de unas alas fuertes que me lleven al cielo.


Ser etèrea como los rayos de la luna,
navegar en los suaves poros de tu piel,
besarte ¡ Sentirte ! perderme en la bruma
y sentir en mi cuerpo, del mar, la espuma.

A veces... sòlo a veces, llega a mì el anhelo
de traspasar las nubes como en suave vuelo,
contemplar el mundo, desde una estrella
leer poemas, callar y desde ahì soñar.

¡ Y se me va la inspiraciòn ! No vivo ni sueño,
el mundo entero se me hace solitario y frìo
es como si me hundiera en caudaloso rio
¡ Pero emerjo y renazco y me alimenta un verso !


Saturan mis poros de irònica fuente de amor
se me nublan los ojos al contemplar lo vivido,
callada, taciturna, a veces... desde ahì yo miro
este mundo loco que siento no tiene sentido.


Versos tristes, soledades amargas, sinsabores,
uno que otro sentir de aquèllos viejos albores
donde sonreìa abrazada a tantas ilusiones
¡ Me envuelvo en caricias al escuchar canciones !


A veces... sòlo a veces me siento afortunada
de poder escribir un verso en la madrugada,
regreso a la vida de este mundo cibernètico
donde el mundo camina a paso frenètico.


Cantan soledades, amores, tambièn desconsuelos,
algunos se forjan un mundo, su vida... entre velos,
yo busco un sendero que aunque tenga espinas
me lleve a ese mundo donde el dolor termina.
¡ A veces... en la madrugada se extraña la felicidad
los sueños, los anhelos, un verso y un amor de verdad !
Publicar un comentario

" LA DISTANCIA ES COMO EL VIENTO, PORQUE AGIGANTA LOS GRANDES AMORES "