lunes, 24 de agosto de 2009

ÉL



El está ahí, taciturno, tan triste y callado
pensando en el amor que a ella ha dado,
lleva huellas de dolor prendidas al pecho
las ansias de verle y el corazón deshecho.


Era ella, bálsamo que curaba sus heridas
aquéllas caricias dadas, estaban perdidas,
ya no tenía el beso, que sanaba ese dolor
¡ Perdiendo las esperanzas por aquél amor !


Y son sus ojos tristes, cual claro manantial
en donde se vislumbra, aquél triste final,
ya no tienen la magia ni el claro de la luna
¡ Sabe que sus caricias las perdió una a una !


¡ Quiere volar a los confines del universo !
¡ Y quiere dejar en su adiós el último beso !
Se van marchitando en su rostro las ilusiones
dejando lágrimas tristes y mil emociones.


¡ Cuánto la quise ! Va musitando entristecido
son sus lágrimas de dolor al verse perdido,
es su vida ahora como triste carnaval
¡ Porque sabe que no tiene en ella su sitial !


A veces el vivir es cual triste mascarada,
si tienes el amor ¡ Sonríes enamorada !
Y cuando ya no está ¡ Cuánto duele el desamor !
Es cuando más extrañas de su piel el calor.



¡ Hoy él vaga por el mundo triste y cabizbajo,
porque perdió un gran amor que la vida le trajo !


Publicar un comentario

" LA DISTANCIA ES COMO EL VIENTO, PORQUE AGIGANTA LOS GRANDES AMORES "