martes, 2 de marzo de 2010

GRISITO (ALMA DE QUERUBE)



Caminando por este bello rincón de amor
con un suave color me encontré un conejito
con el corazón contrito, pidiendo un abrazo
y detuve mi paso... y le abracé con ilusión.

¡ Mi tierno conejito tenía los ojitos bellos !
De él salían destellos, me miraba tiernamente
y yo.. dulcemente, lo tomé entre mis brazos
le dí mil abrazos... y conmigo lo llevé.

¡ Si vieras sus patitas elevadas con dulce afán !
En el prado las mariposas van, yo con amor suspiro
y así mientras le miro, me embarga el sentimiento
me olvido del lamento y me lleno de su mirada.

El verdor del prado, las alas de las mariposas
¡ Fragantes, hermosas ! todo un colorido vergel
el colibrí en su miel y mi dulce y bello conejito
de tierno color "grisito" el corazón me robó.

¡ Qué suerte al encontrar a este conejito !
Parece un angelito, esperando aquélla nube
para jugar al querube, entre sonrisas y amor
en su mundo de color... el arco iris de ilusión.

Adentrándome en su dulce mirada vi ternura
también mucha dulzura, ¡Cuánto me embriagó
que mi alma cautivó! Sus ojitos relucientes miraban
soñaban, imaginaban... y yo... yo mi amor le di.
Publicar un comentario

" LA DISTANCIA ES COMO EL VIENTO, PORQUE AGIGANTA LOS GRANDES AMORES "