lunes, 1 de marzo de 2010

SI PUDIERA TENER ALAS



Díme tú, lucero que en los cielos me alumbra
¿ Porqué sin él, mi alma se siente en penumbra ?
¿ Porqué Dios no me regaló unas alas hermosas
para volar hacia él y al oìdo recitarle mis prosas ?

¡ Porqué esta melancolía, en mi alma está anidada !
¿ Es así triste el sentir, cuando se está enamorada ?
Los suspiros de mi pecho al viento se van perdidos
y que al cruzar las fronteras a él quedan prendidos.

Y le cuento al universo ¡ Cuánto a él voy amando !
Le susurro a las estrellas que en él estoy pensando,
coquetas me titilan que le están igual iluminando
y que sus labios ansiosos mis besos está esperando.
Entre susurros y brisa, entre universo y estrellas
se va mi ser invadiendo de nostalgia y querellas,
con la mirada perdida en el manto de la noche
imagino que al tenerte del amor haré derroche.

Postrada en mi ventana, contemplo la noche bella,
pienso en tu dulce amor, te miro en aquélla estrella,
lentamente mis labios van dibujando una sonrisa
¡ Y de nuevo la tranquilidad llega a mí sin prisa !

¡ Si tan sólo pudiera tener níveas alas y poder volar !
¡ Si tan sólo fuera una mujer alada para a tí llegar !
Pero soy tan sólo una melancólica mujer enamorada
que anhela cruzar fronteras y llegar a tí emocionada.


¿ Díme tú, lucero que en el cielo me vas alumbrando
está como yo en la ventana, en nuestro amor pensando ?


Publicar un comentario

" LA DISTANCIA ES COMO EL VIENTO, PORQUE AGIGANTA LOS GRANDES AMORES "