martes, 2 de marzo de 2010

CON EL ALMA TRISTE



A veces quisiera volver a ser aquélla niña
que no sufre, no llora, no siente soledad
abrazarme a mi muñeca buscando abrigo
y dormirme cansada sin pensar en el ayer.

A veces... es tanta la tristeza por no amar
que en mis noches en sueños suelo escapar
a ese mundo mágico donde no existe dolor
¡ Planear por las nubes y sonreir al amor!
Es tan triste el saber que la vida te depara
noches vanas con tu amiga la eterna soledad,
sin tener a tu lado un tibio cuerpo al despertar
ni unos labios que en tu faz un beso suelan dar.

A veces, escribo hasta llegar la madrugada
porque en mi habitación, del amor no hay nada,
el frío del alma se percibe en el ambiente
por eso a veces... mi infancia se hace presente.
Y me pregunto ¿ Será que el amor se olvidó de mi ?
Me asusta pensar que nunca volveré a besar
unos labios tersos que me sepan embriagar
y que en mis noches su calor en mí puedan dejar.

Solo a veces... en noches tristes como éstas
los suspiros escapan melancólicos en mi pecho,
voy leyendo esos versos tan llenos de amor
y más se afianza en mi alma este dolor.


2 comentarios:

ALEXSF dijo...

QUE DIOS TE BENDIGA HERMOSOS VERSOS

francisco simental fregoso dijo...

QUE DIOS TE BENDIGA HERMOSO VERSOS

" LA DISTANCIA ES COMO EL VIENTO, PORQUE AGIGANTA LOS GRANDES AMORES "